Sequía: Informe de INTA revela que llovió la mitad que en los últimos 50 años

El informe del organismo con el que la mesa local pidió a provincia la declaración de emergencia agropecuaria señala que en el semestre cálido, de octubre a marzo, se registraron lluvias del orden del 51 % del promedio para el período 1965-2017. La situación afecta a todos los cultivos. Este jueves se reúne la Mesa de Emergencia provincial.

La Mesa Multisectorial Agropecuaria local solicitó la declaración de emergencia para la zona a raíz de la sequía que afecta a todo el territorio bonaerense y la Mesa de Emergencia provincial lo analizará en su reunión de este jueves en La Plata.

Un informe elaborado por profesionales de la Estación Experimental San Pedro de INTA revela que los registros de lluvia para el semestre cálido que va de octubre a marzo fueron del orden del 51% por ciento del promedio para el período 1965-2017 de los mismos meses.

El gráfico muestra que, con excepción de diciembre, durante cada mes del período analizado las lluvias estuveron muy por debajo de los registros promedio históricos, lo que afectó de manera importante cada uno de los cultivos de la zona.

Figura_1

La sequía afectó la soja de piera, con “un rendimiento promedio de 15 a 17 quintales” por hectárea en la zona que va desde Arrecifes a la Ruta 9; y de entre 23 y 26 quintales hacia la costa de río. En los últimos años, el promedio había sido de ente 35 y 48.

La soja de segunda vio una situación “más grave aún”, según el informe de INTA, con un rendimiento del orden de ocho quintales por hectárea, que “no alcanzan a cubrir los costos de la cosecha”. El organismo señaló que “en el caso de quenes no disponen de maquinaria propia, la decisión es de no cosechar”.

soja_de_segunda

En el caso del maíz, el de primera tuvo un período crítico entre fines de diciembe y principios de enero, y el de segunda coincidió con el déficit de lluvias que afectó a la región hasta fines de febrero, lo que complicó el rendimiento esperado.

El rinde va a ser “muy variable, dependiendo del ciclo de maíz que se haya sembrado y si la floreción coincidió con la segunda o con alguna de las precipitaciones acontecidas en el mes de marzo”, advirtió el informe del organismo, del que participaron ocho profesionales locales.

ma_z

Respecto de la batata, INTA calificó de “muy desparejo” el rendimiento en las 2000 hectáreas plantadas para la temporada. Para los cultivos ubicados entre la autopista y Arrecifas, el organismo estimó “pérdidas de 40 a 50 por ciento”.

Los viveros también sufrieron las consecuencias, sobre todo en aquellos donde la falta de recursos impidió la disposición de sistemas de riego, tecnología considerada “imprescindible para la sostenibilidad” de la actividad, según el informe.

image

Respecto de la fruta, el informe de INTA advierte que cundo la planta de durazno “reinicie su crecimiento” se podrá ver cuánto afectó la sequía. “Al duranzo le faltó frío. Ningún empaque trabajó por encima del 35 por ciento de la producción”, informó el secretario del Sindicato de Embaladores (Seda), Mauricio Preiti.

El sindicalista indicó que la sequía “afectó también al caqui, al kiwi, al choclo, que también se embala” y a la naranja “por el tema del tamaño para la exportación”. Sobre los cítricos, INTA expresó que “se nota que las plantas tienen una carga menor que en años anteriores”.

Mandarina_ca_da

Fuente: www.laopinionsemanario.com.ar

Anuncios