Denuncian que la planta depuradora de líquidos cloacales de Colón no funciona y contamina la cuenca del Río Arrecifes

“…las cloacas es una parte ínfima de la deuda interna colonense. Se debe tener en cuenta la bomba contaminante que  “tira” a la cuenca del Río Arrecifes.”

A partir de la denuncia de un ex concejal de Chacabuco, por los problemas de la planta depuradora de Junín, se renueva la denuncia de que hace años que la planta de Colón no funciona y contamina toda la cuenca de nuestro rio.

En el día de ayer, el diario El Faro, de Colón, publicó una nota, realmente alarmante:

“Hugo Moro, ex concejal de Chacabuco y militante del Frente Renovador, estuvo en la ciudad de Junín para dar a conocer la problemática ambiental que tienen los pescadores de la Laguna Rocha, porque la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales de Junín no estaría funcionando y arrojaría líquidos contaminados al Río Salado que alimenta la misma.

 

En Colón la planta depuradora de Colón desde hace años que tampoco funciona y contamina toda la cuenca del Río Arrecifes. Cabe destacar que las cloacas y el sistema de la planta depuradora hace muchos años que no funciona, y nada se hizo a pesar que durante 14 años tuvimos como Municipio el viento de cola de un Gobierno nacional y Provincial que volcó en nuestra ciudad muchos aportes económicos.

El 31 de agosto de 2006 escribimos, “la situación de contaminación del Canal Colón está al límite y no existen dudas que por falta de agua (sequía) estamos frente a una “bomba contaminante” a punto de estallar.

El agua que se origina en el sistema cloacal (que trabaja forzada y con importantes pérdidas en el casco urbano) se dirige a la planta depuradora de Obras Sanitarias Municipal, ubicada en 21 y 60. Al final del proceso como dijo en su discurso el técnico que inauguró el sistema “se podría tomar un vaso de agua porque queda limpia y pura”.

Nada está más alejado de la realidad: En la parte posterior de la depuradora de líquidos cloacales, nace un canal artificial que recorre unos 1000 metros y pasa por debajo de los puentes de calle 9 y Ruta Nº 8 y desemboca en el Canal Colón a 200 metros del dique de contención del Lago Municipal.

El contaminante de olor fétido, espumoso y color blanco, invade las marrones aguas que llegan desde la provincia de Santa Fe. La situación de contaminación de la planta depuradora es similar a la acontecida en el 2003 y parece que nada se ha realizado para solucionar la grave problemática. Siete años después todo sigue igual.”

Pero en el 2018, debemos tener en cuenta que “exportamos”  a ciudades vecinas bacterias altamente peligrosas para la salud (por ejemplo especies de los géneros Salmonella, Shi- gella, Leptospira, Campy- lobacter Jejuni y el Vibrio Cholerae ). Todas estas generan trastornos que van desde fiebre, debilidad, náuseas, dolores abdominales, vómitos y calambres, hasta enfermedades entéricas y pulmonares graves (por ejemplo: diarreas, shigelosis, fiebre tifoidea, leptospirosis y cólera), sostiene.

Las aguas negras pueden servir a la transmisión de diversos virus (Adenovirus, Rotavirus, Enterovirus, Virus Norwalk), por ejemplo causales de afecciones intestinales y el responsable de la poliomielitis y el de la hepatitis A. Otro de los riesgos son los hongos microscópicos, como por ejemplo, Aspergillus. Cerca de veinte especies de este hongo son causantes de un grupo de enfermedades que van desde cuadros de tipo alérgico (broncopulmonares y sinusitis), hasta infecciones generalizadas que ponen en riesgo la vida de las personas que sufren alteraciones del sistema inmunológico.

Por último, las cloacas es una parte ínfima de la deuda interna colonense. Se debe tener en cuenta la bomba contaminante que  “tira” a la cuenca del Río Arrecifes. En las cloacas a cielo abierto y las aguas que atraviesan la planta cloacal sin ser tratadas, se vierten al Canal Colón: productos químicos, pesticidas, residuos industriales, sustancias tensioactivas contenidas en los detergentes, además de los nitrógenos y fosfatos, compuestos orgánicos en descomposición, aceites derivados del petróleo, compuestos químicos, residuos ha- bitacionales que se producen en la utilización de baños, cocina y lavado, los cuales contienen materias saponosas, detergentes, restos de alimentos y alimentos sintéticos”. Nosotros en la pasada edición advertimos que esto podría suceder, pero no se tomaron los recaudos necesarios.”

Fuente: colonbuenosaires

Anuncios