Multa de $ 50 mil y clausura por 30 días para el boliche del episodio que involucró al hijo del intendente de San Pedro

En una sentencia poco habitual, el Juez de Faltas dictaminó que los titulares de Dubái deben abonar esa suma y permanecer cerrados durante un mes a raíz de la situación que se vivió el sábado pasado por la madrugada, cuando un hijo menor de edad del intendente fue sacado del boliche y participó de una pelea en la calle, por la que resultó hospitalizado. Al otro día, el local fue clausurado por Inspección.

– EL INTERIOR DEL BOLICHE DUBÁI, SEGÚN UNA FOTO PUBLICADA POR EL PROPIO LOCAL.

El boliche Dubái fue condenado a pagar 50.000 pesos de multa y a permanecer 30 días cerrado a raíz del episodio del sábado pasado por la madrugada, en la que resultó hospitalizado un hijo menor de edad del intendente Cecilio Salazar, quien participó de una riña callejera afuera del local.

Aunque el domingo por la madrugada el boliche, ubicado en Mitre y Arnaldo, fue clausurado por personal de la Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad a raíz de incumplimientos a la ley de Nocturnidad provincial, sobe cuyas saciones decide el Juzgado de Paz, la multa corresponde al Juzgado de Faltas municipal.

Su titular, Fabián Rodríguez, impuso la sanción tras entender que hubo violación a lo que prescribe el Código de Faltas vigente en San Pedro, y por su “íntimo convencimiento” respecto de que correspondía aplicar un correctivo de estas características.

31648130551_014b6039cc_z

La sanción es poco habitual en la noche sampedrina. De hecho, lo que se está castigando es el comportamiento del personal del boliche producto de su participación en una riña callejera y no, por ejemplo, la presencia de menores, algo con lo que el Juzgado de Paz suele ser bastante permisivo. Los antecedentes de penas de este tipo no son muchos.

El artículo del Código de Faltas local, que rige por imperio de la ordenanza 3884 de 1985, citado para el análisis del hecho en cuestión es el 300, que versa sobre “perturbar y molestar al público asistente por parte de empleados, generando lesión, en baile”.

La multa es del máximo que prevé el Código de Faltas local: 500 % del salario mínimo del personal municipal, por eso asciende a 50.188,75 pesos, más clausura por 30 días desde la fecha del hecho por el que se labraron las actuaciones.

38019014316_8bddd67f53_k_1

En su descargo, los titulares de Dubái, Emanuel Torrillo y Leonardo Regueiro, reconocieron que ese sábado por la madrugada personal de seguridad contratado por ellos sacó del boliche a dos jóvenes que “estaban ocasionando disturbios” en el local. Uno de ellos resultó ser el hijo del intendente, un adolescente que todavía no cumplió 17 años y que no tiene autorización legal para asistir a ese tipo de lugares.

Señalaron que una vez fuera del boliche, se desencadenó una pelea de la que participaron el hijo del Jefe Comunal, otro joven que lo enfrentó a golpes de puño y a quien desconocen, y dos personas que se desempeñaban esa noche en el plantel de seguridad del boliche, que estaban contratados “de palabra”, según refirieron.

El Juez de Faltas llamó la atención por la “nula o precaria contratatación del personal de seguridad” y por “los reiterados antecedentes por exceder el factor ocupacional” que pesan sobre Dubái, que deberá pagar el monto de multa para reabrir sus puertas una vez cumplido el plazo de sanción.

Fuente: La Opinion Semanario

Anuncios