“Están bien los verbos estar y hacer pero falta sensibilidad social”, duro ‘sermón’ de un obispo a Vidal

En la apertura de la Semana Social, el Obispo de Lomas de Zamora y titular de la Pastoral Social del Episcopado, Jorge Lugones, trazó un duro diagnóstico de la realidad de la pobreza y la desocupación, principalmente, en la Provincia. También estaba la ministra de Desarrollo Social de Macri, Carolina Stanley.

“Están bien los verbos ‘estar’ y ‘hacer’, pero me parece que falta el sentir y la sensibilidad social”. De esta manera arrancaba el verdadero ‘sermón’ que dio anoche el presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (Cepas), monseñor Jorge Lugones, al lado de María Eugenia Vidal y de la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, en el marco de la apertura en Mar del Plata la Semana Social 2018. Las dos dirigentes de Cambiemos escucharon entre asentimientos y sonrisas de ocasión.

La mención causó sorpresa porque, justamente, Vidal había hablado antes y fue leída como una contestación directa: “Hacer y estar tienen que ser hechos concretos. La inclusión no es un discurso: al final del día, la discusión sobre la inclusión es te importa o no te importa, te ocupás o no te ocupás, tan concreto como un plato de comida”, habían sido las palabras de la Gobernadora.

“Vivimos situaciones sociales difíciles, especialmente en el interior del país. Quizá lo que conocemos más nosotros es el Conurbano porque nosotros vivimos ahí, y los problemas son acuciantes”,  señaló el también Obispo de Lomas de Zamora y uno de los señalados dentro del Episcopado como de estrecha confianza del Papa.

Lugones, jesuita al igual que Francisco, también trazó un duro diagnóstico con respecto a la desocupación, un día después de que el INDEC informara que se perdieron 400 mil puestos de trabajo en los últimos tres meses. “Hoy vivimos despidos y suspensiones. Nos golpean continuamente la puerta hermanos y hermanas que están perdiendo el trabajo. Fueron suspendidos y no tienen cómo llevar el pan a la casa”, dijo el religioso, a quien se lo ha vinculado históricamente –por sus lazos familiares- con el peronismo de La Plata.

“Esto (los despidos) a nosotros nos sensibiliza de una manera especial. Por eso están bien los verbos ‘estar’ y ‘hacer’, pero me parece que falta el sentir y la sensibilidad social que necesitamos nosotros. Una sensibilidad social operativa”, advirtió. En ese momento, el nutrido auditorio rompió en aplausos.

“Alentamos las copas de leche en las escuelas de nuestra provincia. Pero qué hacemos con los chicos que no están escolarizados. Tenemos desnutrición en la Provincia, tenemos los comedores atestados”, alertó. “En Mar del Plata la demanda de alimentos aumentó 30%”, completó.

Lugones también dedicó una parte de su discurso a remarcar problemas en el sistema educativo. En ese marco, cuestionó uno de los ‘caballitos de batalla’ de Vidal en ese ámbito. “Alentamos estos 110 mil adultos que hoy están en el sistema educativo. Sin embargo, si bien no soy un técnico, puedo decir que tenemos 3 millones de adultos que no están escolarizados“, cuestionó.

Luego de hablar de “parques industriales cerrados”, para finalizar, Lugones se preguntó si la inseguridad, el consumo de drogas y el narco-menudeo no son consecuencia directa de “la falta de trabajo, la falta de esperanza, la falta de contención de nuestros jóvenes, la falta de la contención familiar”. Y en una frase para que entiendan todos, completó: “Si no apostamos a la familia estamos fritos”.

Por si le faltaba algo, Lugones también hizo críticas a la falta de hospitales. “Nosotros no vemos que se construyan hospitales. Pero sí cárceles. En Lomas de Zamora vemos cómo se está construyendo una nueva unidad penitenciaria”, detalló. Horas antes nada más, Lugones había dado su apoyo público al paro de la CGT que se llevará a cabo el lunes.

Fuente: infocielo

Anuncios