Miles de fieles expresaron su devoción a la Virgen de San Nicolás

Con una importante afluencia de Peregrinos provenientes de todas las provincias y países vecinos y a pesar del paro nacional y de trasporte, se celebró el 35 aniversario del Acontecimiento Mariano de San Nicolás.

En el 35° aniversario del acontecimiento mariano, el Obispo Diocesano Monseñor Hugo Santiago brindó su tradicional homilía.

El lema de la fiesta mariana fue “María nos anima a caminar con la Iglesia” y la misa central fue presidida por el obispo de San Nicolás, Hugo Santiago.

Antes de ayer, en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, se celebraron misas especiales para los peregrinos, una a las 17 para los que llegaron caminando desde Mendoza y otra a las 19 para los que arribaron desde la Ciudad de Buenos Aires.

Desde las 21,00 comenzó la vigilia de oración nocturna, primero en el Campito, en las inmediaciones del santuario, y a partir de las 2 de la madrugada en el interior del templo.

Entre los peregrinos que pasaron la noche en las inmediaciones del santuario podían verse banderas de Uruguay y Paraguay y carteles que mostraban la presencia de provincias como Neuquén y Chubut.

Ayer a las 6,00 se celebró la primera misa del día, mientras que a las 15,00 comenzó la procesión por las calles San Nicolás que finalizó con la misa central en el Campito.

La historia de la Virgen de San Nicolás comenzó en 1983, cuando una familia de  calle Italia vio cómo el rosario que tenía en su casa se iluminaba de manera repentina.

En el hogar de Gladys Quiroga de Motta, ante un rosario similar, apenas cinco días después del primer acontecimiento, el 25 de septiembre afirmó que la virgen María se le apareció por primera vez.

Luego de una segunda aparición, la feligresa fue a la iglesia local y le contó lo ocurrido al sacerdote Carlos Pérez y luego acudió a la Catedral de San Nicolás de Bari, donde afirmó que tuvo una visión sobre una imagen que residía anteriormente allí.

Acompañada por el sacerdote, encontró en un altillo de esta iglesia una imagen de una virgen igual a la de sus visiones: la Santísima Virgen del Rosario, cuya imagen estaba guardada y le faltaba la mano derecha y el rosario.

Volviendo al 35 aniversario, El obispo manifestó su asombro y alegría por ver que numerosos fieles se hicieron presentes a pesar de los contratiempos generados por el paro nacional y la situación económica-social del país.

“Estoy gratamente sorprendido con la cantidad de personas. La gente se las ingenia para venir de todos modos. Eso es lo que hace la gente que cree en la Virgen”, expresó el Obispo y añadió que son muchas las personas que dan su testimonio de fe.

“Cosas típicas de la fe, que nos dicen que la Virgen, como madre, está acompañándonos en estos momentos difíciles. Estamos en problemas en Argentina, en una situación muy dura y la Virgen nos hace sentir su cercanía”, afirmó monseñor Santiago.

En la celebración del 35º aniversario de la aparición de la virgen María en la ciudad de San Nicolás miles de fieles se congregaron participando a las 15,00 de la procesión y misa principal.

La misa concelebrada fue presidida por  Monseñor Santiago quien en su homilía enfatizó que hubo mayor convocatoria de fieles en Santuario, a pesar del paro que se está viviendo.

Más adelante se refirió a la necesidad de  renovar los vínculos con Dios y con la familia”, e hizo hincapié en las relaciones familiares, ya que sostuvo que “observa mucha violencia en las familias y eso produce muchos niños tristes, que buscan refugio en las adicciones como el alcohol y la droga. “Hay que tratar de revertir ese círculo vicioso y que se genere contención”, sentenció. Con respecto a la situación que vive el país, Santiago dijo: “La gente viene a pedir por salud, luego por el trabajo, pero fundamentalmente, a agradecer”.

Fuente: Diario El Norte