Red de prostitución en el sindicato de jaboneros: para el fiscal podría haber más víctimas

cPor las fiestas sexuales que presuntamente se realizaban en un predio del gremio en La Matanza ya fueron detenidos Pablo Escobar, Araceli Sandra Di Pascua y Diego Adrián Peralta Núnez. Al menos 14 adolescentes y jóvenes, de entre 14 y 22 años, fueron captadas desde octubre de 2016 y hasta la fecha bajo falsas promesas de trabajo

El fiscal federal de Morón Sebastián Basso aseguró hoy que en la investigación por la presunta red de prostitución y trata de personas montada en una quinta del Sindicato de Jaboneros en La Matanza se remontaría a 2016 y señaló que “podría haber más víctimas” de las encontradas hasta ahora en ese predio.

“La investigación está en curso y estamos tratando de armar un rompecabezas para ver si puede haber más víctimas de las que encontramos hasta ahora”, señaló el funcionario judicial en declaraciones a la señal televisiva TN.

En ese sentido, Basso afirmó que las autoridades del gremio no presentaron documentación que contradiga los indicios sobre la existencia de esta red en una quinta denominada Mimará, que se encuentra en la localidad de Villa Luzuriaga.

“Creemos que esta red se remonta a 2016. Ayer actuamos con una Oficina de Rescate de Víctimas de la Trata de Personas y liberamos a varias mujeres pero tenemos que seguir en busca de más antecedentes”, explicó Basso.

Las autoridades del Sindicato de Jaboneros y Afines fueron denunciadas ayer por formar parte de una red de trata que explotaba sexualmente a adolescentes y jóvenes.

Por el hecho ya fueron detenidos Pablo Escobar, Araceli Sandra Di Pascua y Diego Adrián Peralta Núnez, encargados de administrar el predio donde, presuntamente, se realizaban fiestas sexuales.

Por su parte, los secretarios generales del sindicato, Sergio Gabriel Toro y Rubén Alberto Olalla, fueron citados a indagatoria por el juez federal de Morón, Martín Ramos.

De acuerdo a la denuncia, al menos 14 adolescentes y jóvenes, de entre 14 y 22 años, fueron captadas desde octubre de 2016 y hasta la fecha bajo falsas promesas de trabajo.

Les decían que iban a trabajar de camareras y luego, mediante acciones de fuerza y de violencia las introducían en el mundo de las prostitución”, explicó Basso. Según el fiscal, el hombre que captaba a las víctimas se llama Fernando Pablo Escobar, quien estaba a cargo de la administración del predio y tiene antecedentes por violación.

“La quinta se promocionaba para eventos tanto sociales como sindicales”, explicó Basso. Y agregó: “Además, estaba acondicionada para funcionar como prostíbulo, es indudable que las autoridades del sindicato estaban atrás de esto”.

Escobar amenazaba con armas a las víctimas y les mostraba fotos de sus familiares bajo la advertencia de que si no accedían a prostituirse mataría a los familiares.

Bajo amenazas, estas mujeres eran esclavizadas y prostituidas en el predio, en hoteles alojamientos de la zona y en el departamento del propio Escobar, que posee en Morón.

Fuente: infocielo