Será el primer piloto con Síndrome de Down en participar en el Dakar. Hará historia con su sueño

Para Lucas Barrón no existen los límites y participará en la versión de este año de una de las carreras mas exigentes del mundo.

Cuando nos dijeron de niños que no existían límites para cumplir nuestros sueños, no estaban bromeando. Incluso para hacer historia. Y eso bien lo sabe Lucas Barrón.

El peruano de 25 años se convertirá en el primer competidor con Síndrome de Down en participar en el Rally Dakar, el próximo 6 de enero. El joven está listo para pasar a la historia en una de las carreras más exigentes del mundo, que este año se llevará a cabo en Perú.

Según informó AFP, Lucas acompañará a su padre Jacques Barrón como copiloto y lleva meses preparándose para competir junto a otros 500 pilotos. Al fin cumplirá su sueño. Su objetivo principal es “terminar la ruta y llegar a la meta”, aseguró a la misma agencia.

Lucas está emocionado y confiado con la competencia que debe enfrentar, principalmente porque correrá en una ruta conocida. Deberá monitorear el motor, la ruta, los neumáticos.

La condición del joven nunca ha sido una limitación para hacer las cosas que más le gustan, no ha hecho caso a lo que el mundo dice sobre tener Síndrome de Down y desde pequeño ha practicado distintos deportes, como ciclismo, surf, fútbol e incluso esquí acuático.

Y esta tampoco es su primera experiencia en desierto, ya que en septiembre participó como copiloto de su padre en el Dakar Series-Desafío Inca. El equipo Barrón x2, obtuvo el séptimo lugar.

Su padre contó que su hijo no tiene miedo a nada y que sabe muy bien en caso de que surja un problema mecánico durante la carrera.  “Las personas con síndrome de Down desarrollan ciertas capacidades. Lucas puede desarrollar cualquier deporte”, dijo.

También aseguró a la Agencia EFE que este Dakar no solo será especial por hacerlo junto a su hijo, sino también porque por primera vez se correrá en un solo país y será Perú. “Nos vamos a ir divirtiendo durante todo el camino. Como siempre partimos de atrás, vamos encontrando cosas y se va haciendo bonita la carrera”, dijo.

Claro que quieren llegar a la meta, pero ya ganaron uno de los más grandes trofeos: demostrar que nada es imposible.

Por Constanza Suarez

upsocl.com