Manifestación frente al Obispado de San Nicolás por un caso de abuso sexual a menores

Padres, madres y organizaciones sociales se agruparon en la esquina de Tribunales colgando peluches, carteles y banderas para pedir justicia por los casos de abuso sexual con acceso carnal agravado en el jardín Belén de San Pedro.

En el mediodía de este jueves un grupo de padres, madres y organizaciones sociales, cortaron la esquina de Guardia Nacional y Mitre, en la ciudad de San Nicolás, con banderas, carteles y osos de peluche colgados en las inmediaciones de los Tribunales, para pedir justicia contra la liberación del padre Tulio Mattiussi. El, junto a Anselmo Ojeda (portero) y la preceptora del Jardín Belén de San Pedro, son acusados de abuso sexual con acceso carnal agravado y reiterado. Tras la liberación del sacerdote acusado: “Nos movilizamos por los derechos de los niños, para que se les garantice un proceso justo, honesto y transparente. Pedimos que sean independientes de la Iglesia, la institución más antigua y encubridora del mundo”, aseguró un texto de la convocatoria.

Según consta en la causa, los niños tenían entre 2 y 4 años de edad y cursaban la sala de 3 y 4 años en turno mañana y tarde. Son cinco las familias denunciantes y están acompañados por Acase (Agrupación Contra el Abuso Sexual). Los padres aseguran que hay más casos por conocer, acusando a la entidad católica de encubrimiento y también a la justicia, que dejó en libertad a un posible pedarasta y en línea, estaría por liberar al portero de la institución.

La movilización comenzó en los Tribunales, desplegó una bandera en la puerta del obispado y finalizó en el Santuario Nuestra Señora de Rosario. Allí, volvieron a dejar los peluches con carteles que suscribían ‘Si les contás no te van a creer´ o ‘Si contás, no vas a ver más a tu familia´, haciendo alusión a las palabras que expresaron los menores a sus padres, respecto a los abusos sexuales grupales que padecían. Concluida la lectura de un petitorio, soltaron globos blancos en las puertas de la institución.

El caso

La causa que inició con la primera denuncia el 1 diciembre del 2017 y continuó con cuatro familias más, tramita actualmente en la Fiscalía N° 8 de Baradero a cargo del doctor Hernán Granda, fiscal que avanzó en la acumulación de pruebas contra estas personas. En la etapa de Instrucción, solicitó la prisión preventiva para los tres sujetos denunciados. Ante esto, el Juez Ricardo Pratti, Juzgado de Garantías N° 1, hizo lugar al pedido y ratificó la prisión para ambos masculinos, el Padre Tulio Mattiusii y Anselmo Ojeda.

Cinco meses después, presos en el Penal de San Nicolás, la defensa planteó la apelación a la Cámara de Apelaciones y Garantía en lo penal. Los Jueces Guillermo Martínez y Eduardo Alomar resolvieron liberar al cura y dejar en prisión al portero. Según las familias denunciantes, obviaron en relación al Párroco, pruebas esenciales como las Cámaras Gesell de los niños y no tomaron en consideración el resto de pruebas contundentes. Los padres ven esta acción como una violación hacia los derechos de los niños.Los denunciantes destacaron que el Vicepresidente actual de la Cámara de Apelaciones es el Dr. Alberto Moreno, quien es a la vez, el padre del Dr. Gustavo Moreno abogado del Cura imputado. Señalan que este abogado es sostenido por las autoridades de la Iglesia de San Nicolás. Acusan entonces, en base a estos hechos, una supuesta connivencia, relación sumamente estrecha, entre la Iglesia y la Justicia para arribar a la liberación de un presunto pedófilo.

Denuncian además que, actualmente, Tulio Mattiussi recibe apoyo, respaldo y asilo por parte de personas pertenecientes a la Iglesia de San Nicolás, especialmente del Obispo Hugo Santiago, “quien lo protegió y sostuvo públicamente su inocencia, en un acto público en San Pedro”. A la vez, advierten que el Obispado nunca recibió a las familias de las víctimas, ni respondió a los llamados o pedidos de ayuda de los mismos. Por el contrario, denuncian que han deslegitimizando los relatos y la voz de cada niño, que con valor, supieron romper el silencio del horror sufrido.

Las familias

La acusación de las familias denunciantes señala también que el Rector del Santuario, Luis Prieto, aparentemente acogería y daría residencia en esta comunidad de San Nicolás, al padre Tulio Mattiussi. Una de las madres denunciantes expresó: “En función de todo lo manifestado: queremos destacar que nuestra comunidad, el Estado (en este caso el Poder Judicial) y el Poder Eclesiástico, no pueden, ni deben ser ajenos al dolor de quienes han sufrido violencia sexual y psicológica, sumada una y otra vez, a la impunidad, el silencio, la desprotección y la arbitrariedad padecida” dijo emocionada la mujer afectada. Es madre de dos hijos que han pasado por la cámara Gessel y expuesto lo anteriormente citado. Por su parte, el Padre de otro niño abusado expresó “Tenemos conocimiento de 5 familias afectadas, pero sabemos que hay muchos abusos más que no han llegado a la justicia. Tenemos entendido que los actos de abuso sexual se daban en grupo” estremecedor. El acto en el Santuario culminó al grito de “No nos callamos más, el silencio es complicidad” y “Justicia por los abusos del Jardín Belén, yo sí te creo”. Globos blancos saturaron el cielo.

Fuente: El Norte de San Nicolás y La Opinión de Pergamino



Categorías:Sociedad

Etiquetas:, , , ,

A %d blogueros les gusta esto: