La inflación anual para los asalariados se acerca al 60%

De acuerdo al informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores, por quinto mes consecutivo el aumento del costo de vida se ubicó por encima del 3 % mensual. El poder de compra está en su nivel más bajo en más de una década.

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), presentó el informe mensual de inflación correspondiente para mayo de 2019.

En el trabajo se detalla que la inflación mensual de los asalariados registrados fue del 3,1 % en mayo, desacelerándose levemente respecto al 3,5 % (revisado) del mes previo. De este modo, la inflación acumulada entre mayo de 2018 y mayo de 2019 llegó al 57,4 %, el valor más alto desde 1991. En los primeros cinco meses del año, la inflación acumuló un 19,8%, con la particularidad de que en todos los meses superó el 3% mensual.

La inflación de mayo estuvo motorizada por salud (5,5 %), debido a alzas del 7,5 % en las cuotas de las prepagas. Indumentaria y calzado se encareció un 5,2 %; y equipamiento y mantenimiento del hogar se elevó 3,9 %. Transporte y comunicaciones se encareció 3,3 %, lo cual se debe a que los equipos de teléfonos celulares subieron 6 % y las naftas 4 por ciento.

Los alimentos, el rubro de mayor peso en la canasta, se ubicaron ligeramente por debajo del nivel general (3 %). Los capítulos de menores subas fueron esparcimiento (2,4 %); vivienda y sus servicios (1,6 %) y educación (0,2 %).

“En lo que va del año, los precios treparon un 19,8 %, mientras el salario real sigue en retroceso. Desde el IET calculamos una caída del 16 % del poder de compra, en tres años y medio de gobierno de Cambiemos. Actualmente está en el valor más bajo en once años, al punto que habría que remontarse al 2002 para encontrar una caída tan profunda”, expresó Nicolás Trotta, rector de la UMET.

Asimismo, expuso que “a meses de las PASO, el Gobierno se acuerda de reactivar medidas para fomentar el consumo, y que el impacto de la crisis no se perciba de manera tan intensa en los meses que tengamos que votar. Se pasaron años criticando las políticas económicas enfocadas al mercado interno, para tener que aplicarlas a medias y mal hechas sólo para las elecciones”.

Según el IET, con los datos que arrojó este mes, “entre noviembre de 2015 y mayo de 2019, el salario real cayó 16 %”.

Como se mencionó en informes previos, “se trata del valor más bajo en más de diez años, y habría que remontarse a la crisis de 2001-2 para encontrar una caída superior en magnitud a la registrada en los últimos años”, Por otra parte, “si comparamos contra el mismo mes del año anterior, en mayo de 2019 el salario real cayó 9,6 %”, detalló el documento.

“Planchar al dólar siempre tiene un objetivo claro: moderar la inflación y permitir que el poder adquisitivo se recupere para que aumente el consumo de cara a las elecciones. Si se vota con el bolsillo, que el bolsillo esté más lleno. Por eso, las políticas que evitan que el dólar suba (venta de reservas o de dólar futuro, por ejemplo) son usuales en años electorales”, indica el IET.

Y sentencia: “al mismo tiempo, las personas y las empresas tienden a comprar dólares en años electorales, ya que buscan anticiparse a una probable devaluación post-electoral. Por eso, la intervención del Banco Central suele ser más activa en estos años”.

Fuente: ANDigital

Anuncios