Se realizó en Pergamino una inédita cirugía con tecnología de última generación

Un especialista oriundo de Paraguay compartió el quirófano de la Clínica Pergamino con el doctor Federico Ramella para intervenir a una paciente con un problema en los lagrimales. Se emplearon un equipo láser y dos técnicas quirúrgicas. Con este método es la primera intervención de este tipo que se realiza en el país.

Hace un par de días, en la Clínica Pergamino se realizó una inédita cirugía de lagrimal empleando un equipo láser de última generación y técnicas quirúrgicas específicas que no se aplican habitualmente para el abordaje de este tipo de patologías. Los especialistas en otorrinolaringología Federico Ramella y Héctor Céspedes -responsable de un prestigioso sanatorio de Paraguay-, compartieron el quirófano para operar a una paciente con un diagnóstico de problema en los lagrimales de ambos ojos que le provocaba un lagrimeo constante.

Héctor Céspedes es especialista en cirugía plástica facial y trabaja en Ciudad del Este. A través de una vinculación con el doctor Federico Ramella, con quien compartió su formación académica además de identificarse en una misma filosofía científica, llegó a Pergamino para participar de la intervención que realiza habitualmente en su país. “Hemos operado a una paciente con un lagrimeo bilateral por obstrucción de las vías lagrimales”, explicó el especialista. “Mi área de trabajo es la cirugía de las vías lagrimales, así que fui convocado por el doctor Federico Ramella para compartir experiencias y participar de esta operación que ha sido exitosa”.

Respecto del procedimiento, detalló que se empleó un equipo láser de última generación y destacó que “es la primera intervención de este tipo que se realiza en el país”.

Dos técnicas, un gran alivio

“Fue muy interesante porque en realidad fueron dos cirugías realizadas en una misma paciente, ya que se aplicaron dos técnicas quirúrgicas diferentes. Con el mismo equipo láser se realizó una dacriorrinosinostomía endocanicluar y una dacriorrinosinostomía endonasal”, precisó Céspedes, que explicó la estructura anatómica y los mecanismos de producción de las lágrimas para referir que cuando por alguna razón se obstaculiza ese mecanismo natural, es necesario estudiar las causas y tomar las medidas necesarias para resolver el problema al paciente. “Cuando se obstruye el mecanismo de secreción en alguna parte, ocurre el lagrimeo, el sistema se obstruye y lo que hay que hacer es corregir para permeabilizar el flujo y que la lágrima transcurra normalmente”, especificó.

En este punto destacó que, en general, las obstrucciones del lagrimal son detectadas por médicos oftalmólogos, que son los que derivan a los otorrinolaringólogos para la realización del procedimiento atendiendo a que la lágrima, a través de un mecanismo dinámico, se aloja en la parte interna de la nariz.

“En el caso de la paciente que intervenimos, para resolver la obstrucción bilateral, se empleó un equipo láser”, mencionó y comparó el procedimiento con la técnica que en cirugía cardiovascular se emplea para desobstruir arterias a través de un cateterismo.

Respecto del impacto en la paciente, destacó que la mejoría es instantánea por cuanto con el empleo de este tipo de técnicas, tanto la que permite operar a través del ojo como la que facilita el procedimiento por vía nasal, el lagrimeo se resuelve ya en la instancia intraoperatoria.

En este punto, el especialista paraguayo -que es un referente latinoamericano en su especialidad- recordó que el lagrimeo es una molestia muy desagradable para el paciente por lo que lo que siente en principio es “un gran alivio”.

El doctor Héctor Céspedes operó junto al especialista Federico Ramella. (LA OPINION)

Fue posible aquí

En lo que atañe al diagnóstico de problemas de este tipo, Céspedes indicó que en general el diagnóstico lo hace el oftalmólogo que es quien recibe la primera consulta y deriva al otorrinolaringólogo que es quien maneja la vía endonasal y tiene más experiencia. “Hay médicos oftalmólogos especializados que practican cirugías de lagrimal pero lo hacen utilizando la técnica abierta, nosotros empleamos la técnica cerrada que no deja ningún tipo de cicatriz”, aclaró.

El especialista paraguayo manifestó su sorpresa por el equipamiento disponible en Pergamino para realizar este tipo de cirugías. “Sinceramente me voy sorprendido por la alta tecnología con la que cuenta el doctor Ramella, posee un microscopio, láser, un sistema de videoendoscopia con sus diferentes ópticas e instrumental de última generación, instrumental que es esencial para este tipo de procedimientos que aportan muchos beneficios en la calidad de vida de los pacientes”.

“Soy referente en Latinoamérica en esta técnica que es muy poco utilizada por el equipamiento que requiere. Es la primera vez que realizamos una operación de este tipo aquí. Creo que la dacriorrinosinostomía con láser es la primera vez que se hace en Argentina”, resaltó y aclaró: “Hay profesionales que realizan procedimientos con técnicas convencionales, pero con láser no. Conozco a toda la gente que trabaja en este campo en el país y podría asegurar que es la primera vez que se concreta”.

“La medicina hoy es sinónimo de tecnología y el médico invierte en tecnología porque eso redunda en calidad de servicio. Así que yo celebro que aquí cuenten con esta tecnología, los favorecidos son los pacientes”, concluyó.

Fuente: La Opinion de Pergamino

Anuncios