Aumentan los robos en la Ruta 9 a la altura de Zárate

Delincuentes retomaron la vieja modalidad de adoquines y miguelitos en la calzada que obligan a los automovilistas a detener la marcha. En las estaciones de servicio y paradores de la zona, los/as empleados/as coinciden en que esto “es cosa de todos los días”. La Policía aduce que faltan patrulleros y recursos para hacer frente a la problemática.

Hugo es una de las víctimas sampedrinas de esta modalidad delictiva que comenzó a resurgir con fuerza, a diario, en la zona de la Ruta 9, en el límite entre Zárate y Campana. Venía con su esposa e hijos cuando, como consecuencia de la presencia de adoquines en la calzada, rompió una de las ruedas del auto y debió detener la marcha.

Mientras llamaban por teléfono al auxilio, la familia fue abordada por cinco delincuentes armados, que los despojaron de todas sus pertenencias. “Nos sacaron documentos tarjetas, me hicieron abrir el baúl y sacaron las valijas, las zapatillas…”, contó Hugo en Primera Plana, en FM Génesis. Además, como si fuera poco, los delincuentes obligaron a la familia a continuar la marcha bajo amenaza de muerte.

Las víctimas sampedrinas llegaron al parador Atalaya, en el KM 84,5 de la Ruta 9. “Ahí nos asistiern y nos dijeron que esto pasaba todos los días”, relata Hugo, que cuenta que, al llegar los móviles policiales, los efectivos les explicaban que no cuentan con recursos suficientes. “La Policía te da explicaciones de las limitaciones que tienen para actuar y se lo cuentan al ciudadano como si nosotros tuvieramos que resolver el problema”, cuestiona el sampedrino.

La zona en la que se producen los robos es, además, estratégica para el accionar de los delincuentes, ya que es el límite de jurisdicción entre Zárate y Campana por lo que, cuando las víctimas intentan ser auxiliadas, son derivadas de una Comisaría a la otra. “En ese tramo no se ve ningún patrullero”, denuncia Hugo.

Esta no es la única familia de San Pedro que relata haber sido víctima de los delincuentes en esa área. Y los casos se suceden día a día sin que por el momento haya mayores soluciones.

Desde la empresa concesionaria del peaje indicaron que hacen controles sobre las rutas pero admiten que los mismos no son suficientes.

Fuente: Vision Regional

Anuncios