Agarraron a un ciberpedófilo de 35 años

Todos los elementos que son de gran importancia para la investigación serán sometidos a pericia por parte de los cuerpos específicos de Junín.

Ayer se llevaron a cabo dos allanamientos en el marco de causas en las que se investiga recepción y difusión de imágenes que involucra a menores de edad (ciberpedofilia y pornografía infantil).

Culminadas las requisas, se logró el secuestro de cinco CPU, quince teléfonos celulares de diversas marcas con SIM Cards, una cámara de fotos digital, un Smart Watch, un Pen Drive, ocho memorias extras, veintidós discos rígidos, un Ipod, nueve notebooks, cuatro tablets, siete memorias externas y revolver calibre 38 marca Dreagnouht.

Todos los elementos que son de gran importancia para la investigación serán sometidos a pericia por parte de los cuerpos específicos de Junín.

La investigación está siendo llevada a cabo por la Ayudantía Fiscal especializada en Trata de Personas y Delitos Conexos y Ciberpedofilia de Junín, a cargo de la Dra. Agustina Roldán Capponi, junto a la Unidad Funcional de Instrucción N° 8 a cargo del Dr. Esteban Pedernera, y detectives de la DDI Junín.

Las pesquisas se iniciaron con denuncia efectuadas por la ONG con sede en Estados Unidos denominada NCMEC (Nacional Center For Missing Exploited Children), con el fin de colectar información relacionada a los usuarios, y a sus domicilios.

Con las pruebas colectadas, se habían solicitado al Juzgado de Garantía en turno, del Departamento Judicial de Junín, las correspondientes órdenes de allanamientos, que se materializaron en forma paralela.

Con respecto al imputado en la causa, un hombre de 35 años de edad, será indagado por el magistrado interviniente.

Fuente: Diario Junin

Anuncios