La historia del Monumento a la Madre

Por Hugo Paez

Cuando visitamos un pueblo o una ciudad, sea cual fuera nos encontramos con una escultura que es común en todas; el monumento que recuerda y homenajea a todas las madres.

Arrecifes no es la excepción y en la plaza principal sobre la esquina de Ricardo Gutiérrez y Saavedra tenemos nuestro monumento a la madre.

Está realizado en mamposteria y representa a una madre que está acariciándole la cabeza a su hijo. Es el único monumento de la ciudad que fue donado por el personal y la cooperadora de una institución educativa: la Escuela Nacional N°87 Laínez (hoy Escuela N°7 “Formosa”) en el año 1961.

El escultor del mismo es Tomás de Castro de origen español. 

La imagen puede contener: personas de pie, árbol, cielo, planta, exterior y naturaleza

Anuncios