Preocupación ante la bajante del río Paraná por falta de lluvias

En los últimos días, la bajante del río Paraná se profundizó. El caudal está muy por debajo del que se alcanzó durante el mismo período del año pasado y no se esperan grandes repuntes para noviembre. La última medición en San Pedro es de 0.74; en Baradero y Ramallo, 0,65; y en San Nicolás, 1,13.

La preocupación por la bajante del Río Paraná crece en la misma medida en que el nivel del agua desciente. La falta de lluvia en las altas cuencas del Paraná e Iguazú desencadena la bajante en todo el río Paraná.

Este extraordinario evento provoca complicaciones en la navegación y como consecuencia la actividad comercial y deportiva. Además causa un gran impacto ambiental.

Si bien se espera que en los últimos días de octubre haya pequeñas alzas en la altura del río, no se esperan grandes repuntes para noviembre.

La última medición aportada por la Prefectura Naval Argentina indica que en San Pedro, la altura del río es de 0.74; en Baradero y Ramallo, 0,65; y en San Nicolás, 1,13.

Fuente: Vision Regional



Categorías:Regionales, Sociedad

Etiquetas:,

A %d blogueros les gusta esto: