Descubren un pingüino gigante fósil que usaba su pico como arpón para cazar en la Antártida

Con este nuevo hallazgo en la Antártida, se pudo estudiar cómo era su musculatura y los movimientos que podía realizar para cazar. Es la primera vez que se logra identificar un cráneo a una especie en la Antártida.

Se encontró el cráneo casi completo, parte de la mandíbula y otros restos fósiles de un pingüino gigante de 35 millones de años de antigüedad. Con este nuevo hallazgo en la Antártida, se pudo estudiar cómo era su musculatura y los movimientos que podía realizar para cazar.

La doctora Carolina Acosta Hospitaleche, investigadora del Museo de La Plata y del CONICET, comentó a la Agencia CTyS-UNLaM que “es la primera vez que conocemos el cráneo y la mandíbula del Anthropornis grandis y, además, es la primera vez que se puede asignar un cráneo hallado en la Antártida a una especie determinada”.

El largo del pico sería indicativo de que este pingüino gigante se alimentaba de peces, los cuales habrían sido las principales víctimas de sus arponazos (Ver video).

“Es la primera vez que se logra identificar un cráneo a una especie en la Antártida, por lo que es un punto de partida y nos da un parámetro comparativo para los demás materiales”, aseveró la especialista en el estudio de pingüinos fósiles.

La doctora Acosta Hospitaleche precisó “no solo describimos los restos encontrados, sino que también realizamos estudios paleoneurológicos para ver qué áreas del cerebro de este animal tenían un mayor desarrollo proporcional y, por lo tanto, qué habilidades habría tenido más desarrolladas”.

Fuente: InfoGEI