Ya son seis los intendentes de la Provincia de Buenos Aires que redujeron o congelaron sus salarios

Son los jefes comunales de Chivilcoy, Las Flores, Coronel Suárez, Salto, General Pueyrredón y Berisso. El gesto de austeridad es un modo de contribuir con su comunidad en tiempos de crisis económica generalizada.

En la provincia de Buenos Aires al menos seis intendentes decidieron tener un gesto de austeridad para con su comunidad y congelaron, redujeron o dejaron sin efectos sus sueldos para contribuir a enfrentar la crisis que afecta al país, la provincia y los municipios.

En Chivilcoy, el excomisario de San Pedro y jefe comunal Guillermo Britos congeló su sueldo y el de sus funcionarios hasta el 30 de junio próximo para “dar el ejemplo de arriba hacia abajo”. “Si todos los que tienen menores ingresos están en emergencia, claramente nosotros tenemos que dar el ejemplo”, señaló. Dijo que su sueldo es de 130 mil pesos por mes, además cobra su jubilación como retirado de la policía.

En Las Flores, el intendente Alberto Gelené, del Frente de Todos, renunció a su sueldo como jefe comunal y sólo seguirá percibiendo sus haberes jubilatorios. “Pedí al Tribunal de Cuentas que me eximan de cobrar el sueldo, directamente. Tengo mi jubilación y mi estudio, que algún ingreso más por mi profesión (ingeniero hidráulico) tengo”, dijo. Cobraba 170 mil pesos por mes.

En Coronel Suárez, el mandatario municipal Ricardo Moccero dijo en conferencia de prensa que su municipio está inmerso en una profunda crisis y congeló, a partir de enero, los sueldos de todos los funcionarios políticos.

También hicieron lo propio en Salto el intendente Ricardo Alessandro, anunció que congelará su salario y el de sus funcionarios por “tiempo indeterminado” y que les pedirá a los concejales de su bloque a “realizar un gesto similar”.

En Mar del Plata, el referente nacional del PRO Guillermo Montenegro, que asumió como intendente el 10 de diciembre pasado, anunció una reducción del 20 por ciento en su sueldo y del 15 % en el de los funcionarios del gabinete.

Para estar en regla con lo que manda la Ley Orgánica de las Municipalidades, hará como hicieron el intendente Guillermo Guacone de San Pedro y el concejal que lo reemplazó cuando renunció, Fabio Giovanettoni: donará el porcentaje a las arcas del propio Municipio.

En Berisso, el intendente Fabián Cagliardi decretó la emergencia administrativa, económica y financiera, a través de la que dispuso una reducción del 20 por ciento en su sueldo, del 15 en los secretarios, del 10 en los directores y del 5 por ciento en los cordinadores del gabinete.

En General Alvarado, cuya ciudad cabecera es Miramar, la oposición al intendente del Frente de Todos, Sebastián Ianantuomy, presentó un proyecto de Resolución para recomendarle que congele por seis meses su sueldo y el de toda la planta política.

Fuente: Diario Junin



Categorías:Política, Regionales, Sociedad

Etiquetas:, , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: