La Granja San Camilo inicia un nuevo año de trabajo por los adictos y los sin techo

El dispositivo asiste a quienes por voluntad propia llegan con el objetivo de recuperarse y alejarse de las drogas. Hace más de cuatro año que un grupo de personas, entre convecinos, talleristas y profesionales, acompañan a los internos. El mismo grupo de trabajo habilitó en 2019 un albergue temporal para personas en situación de calle.

La Granja San Camilo lleva más de cuatro años cumpliendo con el propósito de ser un espacio de contención para personas con consumos problemáticos de sustancias, un ámbito en el que se le ofrece al adicto una atención integral que contempla desde lo espiritual hasta la formación e inclusión en la vida diaria, objetivo que se propuso desde que abrió sus puertas el 11 de noviembre de 2015.
En la actualidad, en el predio de avenida Frondizi (ruta Nº 32) kilómetro 2.5, 11 jóvenes se encuentran transitando el arduo camino de hacia una vida libre de drogas, y lo hacen participando no solo de los diversos talleres que se dictan sino también con asistencia que brindan profesionales que colaboran con la entidad.
Con el objetivo de hacer un balance sobre el desarrollo de las actividades en este espacio y a fin de saber sobre los proyectos que se planifican para este año, LA OPINION dialogó con el presidente de la Asociación Granja San Camilo Pergamino, Juan Cabrera.
“2019 ha sido un año muy positivo, hemos crecido mucho como dispositivo. Fue muy positivo que pudiéramos contar con el Plan Fines que era algo que anhelábamos para que nuestros chicos pudieran terminar sus estudios y reinsertarse escolarmente. Fue muy positivo que se incrementara la cantidad de talleres que se dictan ya que los que estaban continuaron y se sumaron muchos más, por ejemplo, tejido, manualidades, cine debate, mandalas, totoras, también un taller de fútbol que les permitió a los chicos, una vez por semana, jugar un partido a las canchas de Ezequiel Muñoz en los que participaron no solo los chicos que están recuperándose en la Granja sino aquellos que alguna vez estuvieron en el dispositivo y que ahora desde afuera acompañan a los que están adentro”, contó Juanito.

Terapéutico
Los talleres van acompañados de la asistencia psicológica que brindan los profesionales a los jóvenes que se encuentran en recuperación. “La Granja acompaña desde lo terapéutico con la labor de los profesionales, tanto en el ámbito individual como en el grupal”, explicó Cabrera
Orientados por estos profesionales, los chicos también participan en talleres que sirven para que puedan expresarse, hablar, manifestar su problemática, sus angustias, alegrías. “Todo ello nos ayuda a planear de manera conjunta y articulada una estrategia de recuperación para cada chico. Siempre apuntamos a la contención y asistencia integral”, afirmó.

El adicto como un todo
Sobre la labor de la granja en la asistencia y contención, teniendo en cuenta también cuál es la realidad de aquellos que lograron reinsertarse una vez recuperados, el entrevistado indicó que muchos de los adictos se recuperan, dejan la Granja y se reinsertan en la sociedad pero también existe un porcentaje de chicos que vuelve a caer y que reincide, no solo en el consumo sino que también delinque; “esto sucede porque cuando salen no se encuentran con la contención necesaria”, sostiene, a lo que agrega que “todas las herramientas que se brindan ayudan siempre y cuando la persona esté psicológicamente fortalecida”.
Además Juanito considera parte fundamental de la recuperación el rol de la familia. “En la Granja se brindan múltiples herramientas pero también es necesario que las familias hagan un proceso de cambio”. Y explicó que es importante que la sociedad toda tome conciencia de que la problemática de la adicción no tiene solo que ver con la sustancia que consume el adicto sino con muchas otras cosas, de ausencias que padeció: “Cada chico que cae en el consumo de drogas no lo hace porque sí sino porque existe un contexto social que no supo acompañarlo ni contenerlo, desde el colegio, desde la familia, el barrio, un club. Todavía existe una estigmatización social del adicto. Desde Sedronar y los centros de atención y acompañamiento comunitario buscamos tener una mirada nueva donde sacamos el foco de adicción en salud”. Cabrera explica que esta mirada ve a la salud solo como una arista del complejo problema que debe ser abordado con una asistencia integral y con una mirada amplia, promoviendo la reinserción escolar, familiar, laboral. “Mirar al adicto solo como un enfermo no basta, hay que contemplar a la persona en su totalidad, acompañándolo en todos los procesos que le toque afrontar”.
Así como reconocen las recaídas y reincidencias de los internos, también se congratulan con quienes han logrado salir del infierno de las drogas: “Vemos que muchos de los chicos que han pasado por acá han podido reinsertarse laboralmente hablando, algunos terminaron sus estudios o continúan, muchos se revincularon con sus familias, se pudieron reencauzar y eso nos llena de satisfacción”.

Refugio
A la par de la labor en la Granja, con el propósito de crear un espacio para aquellas personas que no tuvieran dónde dormir en las noches de invierno, los integrantes de la Asociación Granja San Camilo montaron un parador, al que llamaron “Madre Teresa de Calcuta”. Al respecto Juanito sostuvo que este emprendimiento fue muy positivo desde el comienzo, tanto por la respuesta de usuarios como por el acompañamiento de la sociedad a este proyecto. “La idea fue que así como existen refugios en muchos lugares del país, Pergamino también tuviera un espacio que funcione de mayo a septiembre para suplir la demanda de aquellos que están en situación de calle a fin de que cuenten con un espacio de contención, de abrigo”.
Es importante recordar que el parador tuvo un momento de alta demanda que fue durante el invierno aunque en esta época permanecen tres personas a las que se ayuda. “Son personas que estuvieron en el parador durante el invierno y que por cuestiones de conducta y de gran responsabilidad se los ayuda”, aclaró el entrevistado.

Futuro laboral
En cada inicio de año, las organizaciones delinean los ejes a seguir. “Firmamos un convenio con el Centro de Formación Profesional de Empleados de Comercio para que los chicos de la Granja puedan acceder a la realización de cursos de capacitación de modo que tengan un título que los habilite para la reinserción laboral. Esos cursos tienen reconocimiento oficial de la Provincia”, señaló Cabrera y agregó que “nos hemos reunido con la gente de ACA, también con la Cooperativa de Alfonzo estamos diagramando un emprendimiento. Tenemos muchas propuestas y proyectos”.
Por último Juanito agradeció “a los talleristas que voluntariamente todas las semanas acompañan a los jóvenes, a los operadores, a los profesionales, a las personas que económicamente nos ayudan siendo parte de la campaña de socios que permanece abierta durante todo el año, a Carolina Stanley que durante su gestión en Desarrollo Social de la Nación nos acompañó y a Sedronar que estuvo presente siempre”.

Para colaborar
Es dable destacar que aquellas personas que quieran sumarse para colaborar de alguna manera pueden comunicarse a través de las redes: Facebook y página Web: Granja San Camilo Pergamino o al número celular 02477-15503131.

Fuente: La Opinión de Pergamino



Categorías:Salud, Sociedad

Etiquetas:, , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: