La carta al ministro de Salud que escribió un científico pergaminense y se viralizó: pide cerrar escuelas, universidades, bares, boliches y restaurantes

“Luciano Martelotto, a cargo de un laboratorio dedicado a la investigación sobre el cáncer de la Universidad de Melbourne y a punto de radicarse en Harvard, alertó a las autoridades nacionales sobre el avance del coronavirus”

Es el jefe del Laboratorio de Innovación de Células Unicas en el Centro de Investigación sobre el Cáncer de la Universidad de Melbourne, en Australia. Pero a fin de mes se mudará a Harvard, donde tomará una mejor posición.

Se llama Luciano Martelotto, es un investigador pergaminense, que tiene su corazón en la ciudad y está todo el tiempo pendiente de lo que pasa aquí.

Ayer a la tarde publicó en sus redes sociales una carta abierta al ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y rápidamente fue replicada en distintos lugares del país. No solo por su contenido sino por la jerarquía profesional de Luciano Martelotto.

“Mi carta empezó porque mi hermana me escribió por WhatsApp preocupada porque ella es maestra y ve que no se están tomando al coronavirus muy en serio y las escuelas y lugares públicos siguen abiertos”, le dijo el científico anoche a PRIMERA PLANA.

“Entonces junte un poco de información que tengo acceso acá y le escribí al ministro y al Ministerio directamente esperando quizás lo lean y recapaciten”, completó.

El reconocido científico subrayó que “entiendo que también tienen problemas con el dengue en Misiones, pero el coronavirus es una pandemia, es mundial y es muy peligroso descuidar”.

Martelotto, bajó el título “Argentina querida”, le dirigió su carta al titular de Salud de la Nación y a los funcionarios del su ministerio:

“Me cuentan y leo que no están prestando la debida atención a la seriedad de este problema mundial y que todavía no han cerrado todo los lugares de riesgo…esos que son públicos, donde mucha gente circula (escuelas, bares, boliches, cines, universidades, laboratorios, bancos, etcétera) y no se han quedado en casa. Este virus, COVID-19 (Corona Virus Disease 2019) más conocido como ‘Coronavirus’, no es joda y ya está ahí.

Quizás habrán escuchado que se ‘parece’ al resfrío común, pero definitivamente NO es lo mismo…ni cerca. Algunos síntomas obviamente son parecidos porque ambos atacan las vías respiratorias, pero la diferencia es que uno se puede morir del Coronavirus, especialmente los viejitos porque el sistema inmune ya está viejo también y no tiene energías suficientes para montar una respuesta inmune a un virus nuevo, que NUNCA ha estado entre nosotros y que todos somos sensibles.

Para que se entienda bien, el virus de Influenza es letal, 10 de cada 100 se mueren…pero tenemos décadas estudiándolo y se producen nuevas vacunas todos los años. Incluso con todo lo que sabemos al respecto, el Influenza sigue causando miles muertes por año a nivel mundial.

En cuanto al coronavirus, si bien es ‘aparentemente’ menos letal, 2 personas de cada 100 se mueren, el nivel de contagio parece ser muchísimo más rápido y al haber más gente infectada se transmite más y es así como se saturan los hospitales y mucha gente muere, especialmente los abuelitos/as y aquellos con un sistema inmune comprometido.

¿Porque el Coronavirus se transmite más rápido y es peor? Porque una persona infectada es CONTAGIOSA por casi DOS SEMANAS, ese es el periodo de incubación, y casi sin síntomas…(solo pensá en el número de personas con la que te cruzaste, hablaste, le diste un beso o un abrazo en esas dos semanas. Muchos no?)….o sea, podes estar infectado a otros y no saberlo y sin querer estas desparramándolo por todos lados…a tus amigos, hermanos, tu mamá, tu papá, tus abuelitos, tus hijos y demás…hasta tu perro (si, tu perro!), después ellos pueden hacer lo mismo y así es como crece exponencialmente…que significa esto, que primero el número de casos es gradual y después, de pronto, boom…se expande rapidísimo y en muy poco tiempo.

ENTONCES, con tanta gente infectada, la ÚNICA manera (por ahora) de frenar la transmisión es distanciarse socialmente, o sea, quedarse en casa, CERRAR LAS ESCUELAS y UNIVERSIDADES, los bares, boliches, restaurantes, así como también posponer conferencias, reuniones y demás…si, tal cual como en las películas, pero esto es la vida real y se puede hacer algo al respecto.

Infórmense bien, no es para que les entre el pánico, pero hagan lo que se debe hacer en estos casos…piensen colectivamente, como grupo, expliquen a los más chicos, y a algunos grandes también, lo que está pasando. “Conciencia colectiva es lo que funciona en estos casos. “Tener miedo es normal, pero es mejor tener cuidado. “Lavarse las manos, quedarse en casa, mantener a los chicos distanciados de los abuelitos (aunque duela, o no sea conveniente en algunos casos)…así lo frenamos y les damos tiempo a los científicos que están trabajando 24 hs. por día, 7 días a la semana para 1) diagnosticarlo más rápido y, 2) encontrar una solución más estable a largo plazo, como una vacuna.

En resumen: El coronavirus está viniendo hacia vos. -Está viniendo con una velocidad exponencial: gradualmente y de repente.

Es cuestión de días. Quizá una semana o dos. El hecho que haya menos personas enfermas que en otros países sólo significa que la infección está retrasada, esto NO significa para nada que Argentina está mejor; así estaba Italia hace unas semanas atrás.

Si no se hace prevención básica, el virus va a llegar con todo.

Cuando llegue, los sistemas de salud van a colapsar…de una. No estamos preparados, esa es la verdad.

Tus familiares, amigos y compañeros ciudadanos serán tratados en los pasillos del Hospital.

Con un sistema de salud saturado, los empleados del Hospital van cansarse mucho y cometer errores que quizás los pongan a riesgo a ellos mismos.

Algunas personas van a morir.

El personal de salud va a tener que decidir que paciente recibe oxígeno y quien muere.

La ÚNICA forma de prevenir esto es distanciarse socialmente HOY. No mañana, HOY.

Eso significa mantener a la mayoría de la gente en casa, empezando AHORA.

Por favor compartan esta reflexión y hagamos que lo único viral sea este mensaje.

Un abrazo grande. Luciano”

En el final de su carta, el titular del Laboratorio de Innovación de Células Unicas en el Centro de Investigación sobre el Cáncer de la Universidad de Melbourne, le aportó su número de teléfono personal y dirección de correo electrónico a Ginés González García por “si quiere discutir mi sentido común”.

Fuente: Primera Plana

 



Categorías:Ciencia y tecnología, Sociedad

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: