Estafa: Le prometieron descuentos en medicamentos a una paciente oncológica y le sacaron los datos de su tarjeta de débito

Rosana, de 46 años, recibió una llamada telefónica en la que le prometían descuentos en medicamentos desde un supuesto instituto de salud de la localidad de Ramos Mejía. Luego de una conversación de varios minutos, los estafadores le solicitaron los datos de su tarjeta, incluido el Número de Identificación Personal (PIN).

En diálogo con PRIMERA PLANA, la vecina narró lo sucedido y cómo se percató del engaño: “Me preguntaron si tenía alguna tarjeta o cobraba alguna pensión. Les dije que sí y me preguntaron cuánto cobraba. También les dije y me pidieron los datos de la tarjeta para verificarlo. La chica fue re-amable, me preguntó cuántos vivíamos en mi casa y me hizo varias preguntas más”.

La cuenta se encontraba sin saldo afortunadamente en ese momento: “Me preguntaron cuándo iba a cobrar y les dije que a principios de mayo, entonces me dijo que se iban a volver a fijar”, explicó Rosana.

Hasta ese momento no sospechaba y creía efectivamente que la medicación que necesita para realizar su tratamiento oncológico podría tener un costo menor. Según la víctima, ayer se percató de la situación leyendo la edición de PRIMERA PLANA y una noticia sobre una estafa bancaria en San Nicolás. “Gracias a ustedes y que leo las noticias todos los días en el diario digital empecé a pensar y me di cuenta que eso era una estafa. Llamé a un amigo que trabaja en ANSES y él me ayudó a buscar una solución”, reveló.

NOTA RELACIONADA: Con una estafa telefónica le robaron más de un millón y medio de pesos de una cuenta bancaria

Rosana ya realizó la denuncia a la entidad bancaria, que dio de baja la tarjeta y en las próximas horas realizará una denuncia en la Fiscalía del Departamento Judicial Pergamino. “Me pidieron que realice una denuncia y lleve mi teléfono para poder saber desde dónde me llamaron. Si me estafan a mí, pueden estafar a cualquiera”, alertó la pergaminense.

Crecen durante la cuarentena

Durante el periodo de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus las modalidades del delito están mutando y las estafas telefónicas comienzan a ser una fija entre los delincuentes.

Como el caso de Rosana, en Pergamino puede registrarse un crecimiento de estos hechos y por esa razón es importante tener en cuenta un par de recomendaciones.

Entre las modalidades más frecuentes se encuentran las llamadas a líneas fija o celular en las que el interlocutor asegura ser el empleado de alguna entidad bancaria. Este pide corroborar o actualizar datos para operar con home banking, debido a la imposibilidad de dirigirse a una sede durante el periodo de cuarentena.

Ante eso, se solicita que no se aporte ningún tipo de información y se de aviso de inmediato a la línea de emergencias de la Policía: 911.

También pueden aparecer llamados a beneficiarios de ANSES, informando algún tipo de premio o reparación ante el actual contexto. La intención es la misma: obtener información de las cuentas de las víctimas para acceder a ellas.

Fuente: Primera Plana