La Corte Suprema da luz verde para las sesiones virtuales en el Senado

Lo hizo al rechazar la acción iniciada por Cristina Fernández de Kirchner, en su carácter de presidenta de la Cámara Alta. De este modo se podrá debatir y votar el impuesto a las grandes fortunas.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó de modo unánime la acción presentada por la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, para que el máximo tribunal argentino decida la viabilidad de la realización de sesiones virtuales, y dio luz verde para que ese cuerpo tome una decisión propia.

El pedido de Cristina se basa en la imposibilidad de traslado de gran parte de los integrantes del Senado debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio en el que se encuentra sumido el país, y al cierre de aeroparques y vuelos comerciales a raíz de la pandemia de coronavirus COVID-19.

En el último párrafo de la decisión de la Corte “se resuelve que el Senado de la Nación tiene todas las atribuciones constitucionales para interpretar su propio reglamento en cuanto a la manera virtual o remota de sesionar, sin recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación; por lo cual se rechaza la acción incoada. Notifíquese”.

La decisión fue unánime, y lleva las firmas del presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz, y de los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

De este modo, se podrá desarrollar el debate y posterior votación del proyecto que pretende cobrar un impuesto excepcional a las grandes riquezas, debido al contexto antes mencionado y para combatirlo, que recaudaría entre 3.000 y 4.000 millones de dólares y alcanzaría a alrededor de 11 mil personas cuyos patrimonios superen los 3 millones de dólares, aunque aún se encuentra en elaboración.

Naturalmente, este gravamen es rechazado por los propios afectados y por el espacio de Juntos por el Cambio, cuyos integrantes incluso trabajan en un contraproyecto.

Fuente: ANDigital