La Provincia ya cuenta con un protocolo para la interrupción legal del embarazo en contexto de COVID-19

El Ministerio de Salud bonaerense elaboró una guía donde afirma que “la consulta por ILE debe considerarse una prioridad por lo cual no puede posponerse” durante la emergencia sanitaria por el coronavirus.
El Ministerio de Salud bonaerense elaboró un protocolo para la atención integral de las personas con derecho a interrumpir el embarazo y el acceso a métodos de anticonceptivos, en el marco de la pandemia por coronavirus, consideradas “prestaciones esenciales de emergencia”.

El protocolo deja en claro que para el gobierno provincial, “la consulta por ILE debe considerarse una prioridad por lo cual no puede posponerse, ni derivarse a otro centro del mismo nivel” y posteriormente precisa los distintos circuitos de acceso según el estado clínico de la persona.

Respecto al equipo de salud, el gobierno recomienda “ampliar la cantidad de integrantes del equipo para cubrir la atención a la salud mental y reproductiva en horarios y días rotativos, y en circuitos diferentes al abordaje de personas febriles”.

En tanto que, sobre los métodos anticonceptivos, recomienda en primer lugar, “garantizar que estén disponibles en los centros de salud”; “que las personas que los soliciten tengan acceso inmediato al método que soliciten y se sostenga la provisión en el tiempo”; y por último, “reforzar la importancia de contar con un método anticonceptivo frente a la permanencia en los hogares”.

“En el contexto de pandemia, cuando una persona ingresa al servicio de salud, incluyendo a las personas gestantes, se debe implementar el triage y uso de los equipos de protección personal según las normativas establecidas en el Protocolo de preparación para respuesta ante la contingencia de Enfermedad por Coronavirus 2019 del Ministerio de Salud, con el objeto de detectar presencia de síntomas de infección respiratoria”, versa el documento.

También “se sugiere desarrollar una estrategia institucional que permita acotar al máximo los tiempos de espera y de circulación en el efector de salud por parte de la persona usuaria”, precisa el protocolo que de manera expresa ordena “informar a todo el personal de la institución (incluyendo el administrativo y de seguridad) que el acceso a consultas sobre MAC (métodos anticonceptivos) e ILE se encuentran entre las prestaciones esenciales de emergencia que deben garantizarse durante la pandemia Covid-19”.

La atención de las personas con derecho a la ILE se diferenciará según: la edad gestacional del embarazo, el resultado del triage (si es un caso sospechoso, con síntomas o confirmación de la Covid-19, o si no presenta síntomas) y el requerimiento (o no) de internación por el estado clínico”.

Críticas

La organización +Vida que preside Raúl Magnasco lanzó un comunicado repudiando el protocolo de ILE y MAC del gobierno provincial. “En medio de la peor pandemia de los últimos tiempos, que obligó a todos los países a suspender la mayoría de las actividades no consideradas esenciales frente a las restricciones que rigen en todas partes, un reciente documento emanado del gobierno de la provincia de Buenos Aires, que lleva la firma del cuestionado ministro de salud bonaerense, pretende instalar un nuevo protocolo de aborto en el marco de la pandemia de corona virus”, dice.

Magnasco continúa “A pesar de haber pasado desapercibido, y con bastante discreción por parte del gobierno de la provincia, las Organizaciones de la Sociedad Civil, en representación de la mayoría popular que rechaza la criminal y mortal práctica, tanto como el ejercicio dictatorial contrario a derecho pretendiendo ordenar la práctica de un delito tipificado en el Código Penal, REPUDIAMOS el accionar ilegítimo e ilegal de quien detenta el manejo del ministerio provincial de salud”.

“Al grito de que el ABORTO NO ES SALUD, bajo ningún concepto puede suponerse a este crimen como un elemento esencial, ya que ni siquiera en aquellos 50 países (sobre 206 que existen) que aún sufren la legislación de aborto es considerado como tal, al punto que en los Estados Unidos se prohibieron hasta finalizar la cuarentena”, y “REPUDIAMOS que al tiempo que se suspendieron todo tipo de cirugías necesarias para salvar la vida de miles de bonaerenses, como así también se interrumpieron tratamientos necesarios para la salud de todos los vecinos de la provincia, el gobierno local pretende destinar el dinero de todos los vecinos a una práctica que no representa salud alguna, por cuanto un embarazo nunca fue ni será considerado una enfermedad, ni es necesaria ni urgente”.

Fuente: infocielo