Cerco a agroexportadores: si no ingresan divisas, no podrán exportar

El Ministerio de Agricultura sacará del registro oficial a las empresas que incumplan con la normativa cambiaria. Caso testigo y temor a Vicentin 2.

El Gobierno dio una vuelta más al cerco de control para que las empresas agroexportadoras liquiden divisas. A partir de ahora, las compañías deberán informar al Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) que tienen todo en regla con el Banco Central para poder renovar los permisos de exportación. Hasta el momento, las sanciones de la autoridad monetaria por no liquidar divisas en tiempo y forma no bloqueaba el permiso para operar en los mercados de granos, leche, carnes y otros productos.

La resolución 132/2020 del Ministerio de Agricultura, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, incluyó “como obligación emergente de la inscripción y mantenimiento de la matrícula en el RUCA el cumplimiento por parte de los operadores de la normativa cambiaria, en especial, el ingreso y liquidación de divisas en el mercado de cambios, en los plazos y condiciones que en ella se establezca”.

Las cerealeras, los frigoríficos y otros exportadores tienen entre 15 y 60 días para ingresar al país y vender en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) las divisas provenientes de sus ventas al exterior. El cepo cambiario y la brecha incentivan la creatividad financiera: suelen aparecer maniobras, como la subfacturación, para dejar las divisas en el exterior y / o ingresarlas a través del contado con liqui, a mejor precio. Hasta el momento, el Banco Central podía sancionar a las empresas y personas si detectaba maniobras de este tipo con la prohibición para acceder al mercado de cambios, pero la empresa no perdía su “carnet” de exportador. La sanción, entienden en el Gobierno, ahora será más grave. “No queremos otro Vicentin“, comparan, en alusión a la aceitera concursada que, entre otras maniobras, es denunciada por triangulación.https://d-6104201832854022278.ampproject.net/2011200012001/frame.html

Otra fuente explicó: “Si el Estado percibe que una empresa agropecuaria se hace la viva con la liquidación de divisas, le puede sacar el registro y dejarla sin permiso de funcionamiento para la exportación. Quieren que ese cruce de información estatal quede listo para el momento de la cosecha gruesa”.

La norma llegó con un “caso testigo”. El Banco Central sancionó, este 1 de diciembre, a la agroexportadora de cereales, legumbres y carnes Díaz & Forti, del Grupo Olio, por incumplir con la normativa cambiaria, según la comunicación “C” 88678. La compañía no podrá comprar divisas sin previa autorización de la entidad que preside Miguel Pesce.

Según datos de Ciara-Cec, la liquidación de divisas de las cerealeras aceleró levemente en noviembre, impulsada por el mejor precio de la soja en el año y la rebaja parcial de retenciones. Las agroexportadoras ingresaron U$S 1734,3 millones, con un aumento de 1,09% desde octubre. Las empresas destacaron que fue el mejor noviembre desde 2002, a excepción de 2014 y 2019. El año pasado, las ventas fueron récord porque las empresas comenzaron a anticiparse a la suba de derechos de exportación que dispuso el presidente Alberto Fernández ni bien asumió. Hace un año, la liquidación totalizó  U$S 2.185,6 millones.

Así y todo, las reservas del Banco Central volvieron a caer en noviembre, U$S1204 millones. La baja desaceleró respecto a septiembre (U$S1463 millones) y octubre (U$S1522 millones), pero sigue siendo pronunciada. En septiembre y octubre, además, el superávit comercial cayó significativamente.

Por Esteban Rafele

La Politica on line



Categorías:Economía, Nacionales

Etiquetas:, , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: