Acuerdo FMI en el Senado: aprobado para el Gobierno y firma

El acuerdo con el FMI fue sancionado en el Senado y desde el Gobierno esperan la rúbrica definitiva tras una reunión del Directorio en Estados Unidos.

En el Senado del Congreso de la Nación, las y los legisladores convirtieron anoche en ley el proyecto que aprobó definitivamente el acuerdo alcanzado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMIpara refinanciar la deuda de 45 mil millones de dólares que contrajeron en la gestión del expresidente Mauricio Macri.

Al cabo de nueve horas de sesión, que mantuvo un tono relativamente calmo sin cruces significativos entre el oficialismo y oposición, la iniciativa que autoriza el financiamiento para cancelar los vencimientos de deuda con el organismo financiero obtuvo 56 votos positivos, 13 negativos y tres abstenciones.

Por su lado, la vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, quien es crítica del acuerdo con el FMI, no estuvo presente en el recinto en la mayor parte de la sesión y tampoco en el momento de la votación.

Mientras que desde Juntos por el Cambio unificaron la postura a favor del acuerdo, en el Frente de Todos votaron divididos a raíz del rechazo de las y los senadores cercanos a CFK a convalidar la deuda contraída por Mauricio Macri en 2008, y por las objeciones al programa económico comprometido por el Gobierno con el FMI.

¿Cómo fue la jornada?

Con un Congreso blindado con vallas y gran presencia policial en el perímetro del Palacio Legislativo, no se registraron incidentes con los manifestantes de izquierda que se acercaron a la zona del Senado para expresar su repudio al «pacto con el FMI».

En tanto, Cristina Fernández de Kirchner abrió la sesión pasadas las 14 horas de la tarde de ayer, con las y los legisladores del oficialismo y la oposición sentados en las bancas, en superación con creces de la mayoría de dos tercios de la Cámara necesaria para habilitar el tratamiento en el recinto.

Tras un homenaje conjunto de todas las fuerzas a las víctimas del atentado a la Embajada de Israel, en el día en que se cumplen 30 años de aquel trágico episodio, el senador del Frente de Todos, Ricardo Guerra, en su condición de miembro informante del oficialismo, presentó los ejes centrales del proyecto.

Al respecto, detallaron que los compromisos asumidos por el Gobierno en materia económica tendrán una duración de dos años y medio, al tiempo que el Estado tendrá un período de gracia de cuatro años para cumplir con las obligaciones de deuda.

Las palabras destacadas

El senador de la UCR Martín Lousteau, destacó la decisión «responsable» que adoptó Juntos por el Cambio para acompañar el proyecto y así evitar un escenario de default.

«En cuatro días habrá un vencimiento con el FMI de alrededor de 2800 millones y en la comisión de Presupuesto los funcionarios dijeron que no están las reservas netas para hacer ese pago. Dijeron que si no hacemos el pago, ya no se puede hacer un acuerdo con el Fondo porque ya habría default», advirtió el miembro informante del interbloque opositor.

Según aseguró en el Senado, el no pago al FMI traería «un montón de consecuencias, todas muy graves».

A su turno, el senador misionero Maurice Closs (Frente de Todos) responsabilizó al Gobierno de Macri por haber forzado al país a retornar al FMI y si bien reconoció algunos de los argumentos de Juntos por el Cambio respecto de adónde fue el dinero del préstamo, recordó que «el endeudamiento de punta a punta del gobierno anterior no creció solamente estos 45 mil palos del Fondo Monetario, creció 100 millones».

El exgobernador misionero recordó que el Gobierno de Mauricio Macri acudió a «este prestamista de última instancia porque se perdió la confianza».

En los discursos de cierre del Senado, el formoseño Luis Naidenoff, en su condición de titular de la bancada radical, sostuvo que acompañaba el proyecto «por un sentido de responsabilidad política».

«Porque Juntos por el Cambio no es una fuerza testimonial y porque tiene vocación de poder en la Argentina», afirmó, y agregó que la aprobación de la ley «quizás sea el mal menor como consecuencia de la mala praxis de un retardo en la negociación».

Culminada la votación, la foto final fue la del abrazo fraterno y risas compartidas entre el jefe del bloque oficialista, José José Mayans, Naidenoff y la camporista Anabel Fernández Sagasti.

Fuente: Infocielo



Categorías:Economía, Nacionales

A %d blogueros les gusta esto: